Los empleados consideran al seguro médico más importante que cualquier otro beneficio del lugar de trabajo, lo que lo convierte en una poderosa herramienta para atraer y retener a los empleados.1 No obstante, después de investigar y seleccionar un plan, solo algunos de sus empleados se inscriben realmente. Analicemos tres causas comunes de por qué ocurre esto y qué puede hacer usted al respecto.

Asunto 1: preferencias del empleado.

Las preferencias de los empleados por una cobertura para casos catastróficos frente a las consultas al médico regulares con copagos bajos pueden estar influenciadas por su edad, tamaño del grupo familiar y situación financiera.

Sugerencia: evalúe las necesidades médicas de sus empleados con una encuesta o cuestionario para toda la compañía; lo ideal es que sea anónimo para ayudar a garantizar una tasa de respuesta más alta. Esto le dará una idea de los factores que afectan su decisión de inscribirse o no.

 

Asunto 2: su red.

Si la lista de proveedores de la red de su plan no incluye a los médicos o centros que prefieren sus empleados, es posible que omitan la inscripción.

Sugerencia: esta es otra área donde una encuesta puede resultar útil. Incluya preguntas para determinar los tipos de médicos, instalaciones u hospitales que sus empleados desean que se incluyan en la red y los medicamentos recetados que quisieran que estén cubiertos.


Asunto 3: los costos.  

Incluso cuando los empleadores y empleados comparten el costo de la prima, la cobertura médica puede reducir considerablemente el salario de los trabajadores. Además de la prima mensual, el 83 por ciento de los trabajadores con cobertura tienen un deducible anual que deben alcanzar antes de que su plan comience a pagar los servicios.2 Y ese deducible puede ser elevado: el deducible promedio para los trabajadores con cobertura de empresas pequeñas asciende a $2,295.3

Sugerencia: considere aportar dinero a una cuenta de ahorros con beneficios fiscales, como una cuenta de gastos flexible (FSA). Tanto los empleados como los empleadores pueden hacer contribuciones antes de impuestos a las cuentas FSA mediante deducciones de la nómina, que luego pueden usarse durante el año para cubrir los gastos médicos. Una FSA es compatible con cualquier tipo de plan de salud, pero las contribuciones "se usan o se pierden", lo cual significa que el dinero en una FSA se vence al finalizar el año y se devuelve al empleador.

 

Fuentes

  1. "Company Benefits and Perks: Are You Keeping Up?", Monster, consultado por última vez el 20 de enero de 2021, https://hiring.monster.com/employer-resources/workforce-management/employee-benefits-management/competitive-benefits-and-perks/, abre en una ventana nueva.
  2. "2020 Employer Health Benefits Survey", Kaiser Family Foundation, consultado por última vez el 20 de enero de 2021, https://www.kff.org/report-section/ehbs-2020-summary-of-findings/, abre en una ventana nueva.
  3. "2020 Employer Health Benefits Survey", Kaiser Family Foundation.

Humana responde sus preguntas 

Comience con los beneficios para empleados

Comience con los beneficios para empleados

Hable con un agente de ventas matriculado de Humana

Llame de lunes a viernes, de 8 a.m. a 5 p.m., EST.

1 - 844 - 325 - 2813 (TTY: 711)

Obtener un presupuesto de los beneficios grupales

Encuentre planes a precios competitivos que se adaptan a todos los presupuestos.