Saltear al contenido principal

Human Care se supera por su salud

En Humana, consideramos cada faceta de su vida y trabajo con usted para crear un plan para su salud que se adapte a sus necesidades y deseos. Encontremos su plan. Llame a un agente de ventas de Humana matriculado al 1-855-731-1131 (TTY: 711).

Pareja sentada en los escalones del porche delantero

Me llamo Georgette Henri Blair.
Soy Tracy y soy la agente de Georgette de Humana.
Siempre he sido activa toda mi vida.
Practicaba varios deportes.
Sóftbol.
Básquetbol.
Fútbol.
Vóleibol.
Béisbol.
Y cuando fui más grande, comencé a levantar peso.
Necesito variedad.
Trabajaba en un despacho de abogados.
Trabajé para cadenas de spa internacionales.
Escribí para un periódico.
Trabajé para Century Lie Detector.
Asistió a una escuela de teatro.
A un taller de poesía.
Hasta fue modelo.
Y su estilo deslumbra de
diferentes maneras.
Sigo la moda a mi manera.
Entra a un lugar y "pum"
allí está ella.
No pasa para nada desapercibida.
Es una forma de expresarme.
Es como si fuera mi arte.
Jubilarse no fue fácil para Georgette.
No sé.
Np paraba nunca.
Nos sentamos y empezamos a charlar sobre
sus opciones.
El plan de Humana de Georgette le ayudó a encontrar
los proveedores que son adecuados para ella.
Estoy muy contenta con el médico de Humana que
me atiende.
Realmente me escucha y me dedica
tiempo.
Y las actividades que hay en el centro de Humana sin dudas
ayudan a Georgette para que esté satisfecha y saludable.
Hago 10-14 clases de ejercicios allí,
todas las semanas.
Levantamiento de pesas,
Tai chi.
Yoga.
Danza en línea.
Lo que más le gusta del lugar es la clase de Zumba.
Me hace sentir que estoy viva y con energía.
Georgette me ha enseñado que nunca somos demasiado
grandes para tener vitalidad. Espero que el resto de mi
vida no solo sea feliz, sino también productiva.
Y quiero que me conozcan por ser una buena persona,
amable y caritativa.

Human Care es atención de la salud con variedad

Siempre activa y de un lado para el otro, para Georgette la jubilación no fue fácil. Humana le ayudó a encontrar un médico que la escucha, y en el centro de Humana de su vecindario tiene las actividades que necesita para seguir activa.

Bueno, mi nombre es Van Joseph Simms Jr.
Me llamo Adrian.
Soy el agente de seguros de Van.
Recuerdo la primera vez que conocí a Van.
Vino a casa, le dije que entrara
y tomara asiento y me contó quién era.
Habló mucho y
rompió el hielo.
100%.
Nos sentamos,
nos reímos,
hicimos bromas,
hablamos del pasado.
¿Sabe a lo que me refiero?
Y después de eso,
me quedé sorprendido.
Era un hombre increíble.
Me contó que era el conductor
de un camión.
Estaba muy entusiasmado cuando
me contó esa historia.
Comencé a manejar camiones cuando era joven.
Terminé trabajando de eso por 42 años y medio.
¿Sabe?
Y para mí, esos 42 años y medio
fueron muy buenos.
Cuando Van habla de su camión es como
una historia de amor.
Lo describe como si fuera su esposa.
Lucille era mi camión y, sí, era hermoso.
Tenía doble cabina.
Llantas cromadas.
Muchas luces. Una hermosura.
Cuando me tuve que bajar del camión por mis rodillas,
lloré como un bebé.
Porque había estado ahí toda mi vida.
Fue devastador.
Humana me ayudó porque conocía mi situación.
Sabía cómo me sentía.
Lo escucharon.
Tiene un equipo de profesionales que realmente
se ocupa de él.
Le encanta ir al consultorio de su
médico de atención primaria.
Me tratan como a un ser humano.
Me dicen la verdad.
Tengo 75 años y nunca recibí esa atención antes.
Van encontró una manera de volver a la carretera.
Custodio un autobús que lleva a niños autistas.
Su apodo es "Papa Bear".
Les dije "Sé que soy grandote y feo, pero
sé que no me parezco a un oso", pero ellos
quisieron llamarme así. Y no tengo problema. La pasamos bien arriba del autobús.
Es genial ver cómo
hace su trabajo y me gusta y
además lo aprecio mucho.
¿Qué hay para mí más adelante?
Adonde me lleve la corriente, está bien.

"Me tratan como a un ser humano"

Cuando las rodillas de Van lo forzaron a dejar su trabajo de camionero, lloró. Humana lo escuchó, trabajó con él y le ayudó a retomar la actividad de una manera diferente.

El 15 de abril de 2015 tuve un accidente cerebrovascular.
En ese momento tenía 74 años.
La encontré parada al pie de la cama
y me dijo: "Creo que tuve un
accidente cerebrovascular".
Quedé paralizada del lado derecho.
Vi a mi esposo empujando la silla de ruedas para llevarme
por el hospital.
Y dije: "No, voy a caminar.
Voy a volver a ser yo otra vez".
Esto no me iba a vencer, yo
lo iba a vencer.
Tuvimos suerte porque empezó con la rehabilitación
de inmediato.
Humana y SilverSneakers son realmente los catalizadores
en todo lo que hago.
Y SilverSneakers es como una herramienta.
Cada una de las actividades que hice en la rehabilitación
ya las había hecho en SilverSneakers antes.
Sabía que podía hacerlo porque lo había hecho antes
y estaba decidida a hacerlo
otra vez.
El hecho de algo te haya derribado no significa
que uno está derrotado para siempre, y ella es
el ejemplo perfecto de eso.
Y sigo trabajando todos los días.
Y venir a SilverSneakers realmente me inspiró
para estar a un 100%.
Para los adultos mayores es muy importante ejercitarse.
Las actividades que haces en el gimnasio definitivamente
se relacionan con tu vida fuera de allí.
Así sea cargar alimentos o el hecho de
poder levantar algo
y colocarlo en un estante.
Las entrenadoras son maravillosas.
Son muchachas encantadoras
y muy atentas.
Las queremos mucho y nos sacan
lo mejor de nosotros y nos hacen sonreír
todos los días.
SilverSneakers ofrece a los adultos mayores la
oportunidad de ejercitarse en un entorno
donde también pueden socializar.
Hacemos pesas.
Hacemos levantamientos, brazos, piernas.
Lo que sea.
Es una sesión de ejercicios muy completa.
Es un ejercicio para la mente.
La mantiene ágil, la hace reír,
hace bromas.
Es divertido.
Todos la pasamos muy bien.
Hacen ejercicio.
Ayudan a que su cuerpo se mantenga saludable, pero
lo más importante es que se divierten.
Descubrí que estar con mis amigos y ejercitar
me colocó en el lugar donde estoy ahora.
Tengo adonde ir.
Tengo gente para socializar.
Y agradezco a Dios todos los días por estar saludable.
Puedo venir aquí, y ese es un motivo.
Tengo una meta todos los días.
SilverSneakers ofrecido a través de Humana es lo mejor que le puede
pasar a cualquier persona que tiene 65 años
o más.

Human Care va más allá de su salud física

Human Care en Humana se enfoca en cada faceta de su vida y trabaja junto a usted para crear el plan de salud que mejor se adapte a sus necesidades personales. Para Joanne, eso significó poder usar SilverSneakers®†, a través de su plan de seguro médico de Humana, no solo para recuperarse físicamente de un accidente cerebrovascular, sino también para relacionarse con sus amigos y para estar lúcida.

Hilo verde

Encontremos su plan

La atención de la salud en Humana no está estandarizada. Podemos ayudarle a encontrar el plan para su salud que se adapte a sus necesidades específicas.

Llame a un agente de ventas de Humana matriculado al 1-888-630-4464 (TTY: 711) de 5 a.m. a 8 p.m. cualquier día de la semana, o