Esperanza para las fiestas

Diciembre 13, 2010

Reduce stress with financial budgeting

El rojo, el verde y los "días grises": cómo mantener un ánimo positivo en la época festiva

¡Llegó de nuevo esa época del año! Ya sabe, esos momentos en los que compartimos lo maravilloso del año vivido y la bendición de la compañía de los demás, cuando damos las gracias por todas aquellas cosas buenas que hemos recibido y estamos aún más agradecidos por lo que regalamos y… bah, ¡puras tonterías!

Ese es el tipo de actitud que hace que la gente se incomode durante la temporada festiva y, por lo tanto, no es de extrañar que haya tanta gente con la sensación de que, de alguna manera, están desperdiciando la oportunidad de ser parte de un panorama perfecto.

Pero recuerde: aun cuando tengamos la esperanza de vivir las festividades perfectas, podemos arreglárnoslas con las que nos toquen porque al final de cuentas, ¿sabe una cosa? ¡Somos humanos!

Mientras tanto, aquí le damos unos consejos para ayudarlo a disfrutar al máximo la época festiva de este año. ¡Felicidades!

Tres detonantes del estrés de las festividades

Un fabuloso artículo de Clínica Mayo
dice que el primer y más importante paso para evadir los bajones de ánimo durante las festividades es saber cuáles son sus factores “desencadenantes”, es decir, las cosas que lo incomodan. Téngalas en mente a medida que transcurre la temporada de fiestas y planifique algunas estrategias de supervivencia, a fin de mantener todo bajo control.

Según los expertos de Mayo Clinic, los tres principales detonantes del estrés durante las festividades son:

  • Las relaciones interpersonales. Con frecuencia, la gente se siente un poco en vilo durante las festividades y las relaciones interpersonales pueden ser difíciles, aun en las mejores épocas, en especial las relaciones familiares que son inevitables cuando todo el mundo se congrega por unos cuantos días. Y luego está la cuestión de enfrentar las festividades sin la presencia de un ser amado, lo cual puede ser sumamente difícil y hacerle sentir solo y triste. Pero no se olvide: es simplemente una temporada y sólo son sus sentimientos. Usted puede superarlos.
  • Las finanzas. Los regalos, los viajes, la comida, la hospitalidad: las festividades pueden causar preocupaciones financieras que pueden prolongarse durante meses. Elaborar un presupuesto y ajustarse a él puede hacer su vida mucho más fácil.
  • La fatiga y el cansancio físico. Todas esas salidas de compras, correr de un lado a otro y participar en reuniones sociales puede hacer que hasta esas personas más vivaces se sientan realmente abrumadas. De modo que recurra a sus buenos “amigos” del resto del año: el descanso, el ejercicio y una buena alimentación. Son sus mejores defensas contra el cansancio y el estrés, y si usted no aprovecha al máximo cada uno de estos "aliados" también podría enfermarse, lo cual no es nada divertido para nadie. Después de todo, la mejor manera de cuidar de otros es cuidar de usted mismo.

Y 10 consejos para lidiar con el estrés:

La Mental Health Association of Illinois (Asociación de Salud Mental de Illinois) y Mayo Clinic han elaborado listas excelentes de consejos para sobrevivir a la temporada de festividades sin perder el buen humor. Aquí le ofrecemos 10 de esos consejos:

  • No ignore sus sentimientos. Usted no puede obligarse a sentirse feliz sólo porque haya llegado la temporada festiva, en especial si no puede estar con sus seres queridos, sea porque están lejos o porque fallecieron. Sepa que es normal sentirse triste o apesadumbrado y que está bien llorar o manifestar sus emociones de otras maneras.
  • Busque ayuda. Si se siente solo, salga de su propio mundo. Los eventos comunitarios, religiosos y de otro tipo pueden ser maravillosos lugares para encontrar apoyo y compañía. Ayudar a otros es también una manera excelente de mejorar su ánimo y de entablar nuevas amistades.
  • Sea realista. A medida que las familias cambian y maduran, también cambian las tradiciones. Escoja unas cuantas a las cuales aferrarse, pero también sea receptivo a nuevas ideas. Por ejemplo, si sus hijos adultos no pueden visitarlo en su casa, encuentre nuevas formas de celebrar en compañía, a través de fotos, mensajes de correo electrónico o videos.
  • Haga a un lado las diferencias. Trate de aceptar a los miembros de su familia y a sus amigos tal como son y haga a un lado sus diferencias, hasta que haya una mejor oportunidad para discutirlas. Y sea comprensivo si otros se incomodan cuando algo sale mal. Si usted se siente estresado es bien probable que ellos también se sientan igual.
  • Ajústese a un presupuesto. Antes de ir de compras, decida cuánto dinero puede gastar. Y luego, ajústese a esa cifra. Las enormes cantidades de regalos o comida no hacen la verdadera felicidad, de manera que guarde su dinero y haga que menos se traduzca en más.
  • Planifique sus actividades con anticipación. Reserve los días en que irá de compras, cocinará, visitará a sus amistades y emprenderá otras actividades. Planifique sus menús y luego haga una lista para evitar esas correderas de última hora en busca de lo que se le olvidó. Y acuérdese de obtener ayuda para preparar las reuniones y para la limpieza posterior.
  • Aprenda a decir que no. Responder que sí cuando debería haber dicho no es una manera instantánea de sentirse tanto resentido como abrumado. Sus amigos comprenderán si usted no puede participar en cada proyecto o actividad. Si no le es posible decir no cuando su jefe le pida trabajar horas extras, elimine alguna otra cosa de su programa de actividades para compensar el tiempo perdido.
  • No olvide los hábitos saludables. Beber y comer en exceso sólo aumenta el estrés y el sentimiento de culpa, de manera que coma un bocadillo saludable antes de que comience la velada para no excederse con los pasteles, los quesos o las bebidas. Y no se olvide de sus viejos amigos: el descanso y el ejercicio.
  • Tome un respiro. Reserve tiempo para usted. Mucha gente ha descubierto que apenas 15 minutos a solas les reanima lo suficiente como para lidiar con cualquier otra cosa a la que deban enfrentarse. Salga a caminar por la noche y contemple las estrellas. Escuche música relajante. Busque algo que despeje su mente, desacelere su respiración y renueve su paz interior.
  • Si lo necesita, busque ayuda profesional. Si después de poner en práctica estos consejos sigue sintiéndose triste o ansioso, indispuesto, insomne, irritable o desesperanzado e incapaz de emprender tareas rutinarias por más de dos semanas, hable con su médico o con un profesional de salud mental. En su guía telefónica local puede encontrar listados de sitios donde pueden ayudarlo y puede que también le sea posible encontrar ayuda en línea.

Sin importar lo que haga, no hay necesidad de que pase las festividades solo si no es lo que desea. Y no hay nada de malo en buscar ayuda. De hecho, puede que de esa manera usted esté ayudando a alguien más, sin siquiera darse cuenta. Después de todo, ésta es la temporada para dar.

Ventajas de establecer un vínculo personal con su médico para mejorar la calidad de la atención de la salud

Consulte con su médico

Según algunos estudios, una relación personal con su médico refuerza la calidad de su atención médica.

Lea sobre cómo construir un vínculo médico-paciente
Conozca sobre el embarazo, el primer trimestre y consejos para mantenerse saludable durante los nueve meses hasta el parto

Prepárese para los siguientes nueve meses

Conozca los conceptos básicos del período que va desde su primer trimestre hasta el parto.

Lea sobre un embarazo saludable
Beneficios de las pruebas de detección tempranas y frecuentes de cáncer colorrectal para personas mayores de 50 años

Esté siempre un paso adelante realizándose pruebas de detección

Sepa por qué las pruebas de detección temprana de cáncer colorrectal frecuentes pueden cambiarlo todo, especialmente para las personas mayores de 50.

Lea acerca de las pruebas de detección de cáncer colorrectal